La empresa Fourier dedicada a los sistemas de rehabilitación ya trabaja en 20 países

La empresa Fourier dedicada a los sistemas de rehabilitación ya trabaja en 20 países

La empresa Fourier Intelligence ha hecho declarado la compra de Zhuhai RHK Healthcare, un proveedor experto en crear sistemas de rehabilitación que se encarga de doscientos hospitales de China. Su finalidad empresarial es continuar diseñando aplicaciones robóticas con las que dar respuesta a las necesidades de una población tan mayor como la de China. Según las estimaciones de las ONU, si la cantidad de individuos mayores de 60 años en China era del 12% en 2010, para el 2040 calculan que estará en el 30%, lo que quiere decir de unos 433 millones de personas. Este es el motivo principal por el que se prevé que desde 2018 a 2021 se haya triplicado las inversiones en materiales de rehabilitación en China.

Fourier Intelligence es una Startup establecida en 2015 con sede en Shanghai. Su CEO y fundador es Alex Gu. Para hacer sus dispositivos y agrandarse por el mercado, ha recaudado en el mes de mayo en Serie B la cifra de 14 millones de dólares, convirtiéndose IDG Capital uno de sus grandes inversores.

Esta empresa de robótica se ocupa en desarrollar e integrar exoesqueletos y equipos robóticos que se emplean sobre todo en el sector de la rehabilitación de los enfermos. Principalmente están enfocados a personas con discapacidades originadas por problemas neurológicos. En la actualidad sus programas robotizados son empleados en clínicas y centros de investigación de veinte países. Entre los países que han certificado su uso sanitario se encuentran Australia, Japón y los Estados Unidos.

China es un país muy centralizado que mayormente tiene servicios de rehabilitación en los hospitales públicos. Fourier ha alcanzado a tener sus aplicaciones en los centros médicos de las ciudades más influyentes del país, aunque ha anunciado que aspira a expandirse por los demás territorios y aumentar sus ventas en los próximos 3 años.

De momento la tecnología que tienen es bastante cara lo que impide que su venta sea más ágil. Un ejemplo puede ser, ExoMotus es uno de sus dispositivos más famoso y está valorado en 112.000 dólares.